LA VISITA A URGENCIAS, NO TE PRECIPITES

urgencias1 Hasta hace pocos años, los padres no tomaban decisiones importantes sobre salud sin contar con su pediatra,
pero en los últimos tiempos esta actitud ha cambiado, siendo frecuente que, ante  cualquier enfermedad o posible enfermedad, se acuda directamente a un servicio de urgencias. De hecho, solo entre el 11 y el 15 por ciento de los niños que acude a urgencias lo hace remitido por un médico.

Esto ha generado un hecho de todos conocido: la masificación de los servicios de urgencias, especialmente los pediátricos.

CÓMO ACTUAR ANTE LOS PROBLEMAS MÁS FRECUENTES
Aquí te damos unas recomendaciones generales que pueden servirte de ayuda para saber cuándo no es preciso acudir a urgencias y para hacerlo sin dilación en las demasiadas ocasiones quizás tu “ojo clínico” no sea muy fiable. Por ello, el mejor consejo es que, antes de tomar cualquier decisión de acudir a urgencias, consultes
con tu pediatra; seguro que obtienes una respuesta satisfactoria para la salud tu hijo.


¿QUÉ HACER SI TIENE FIEBRE?
La fiebre sigue siendo el principal motivo por el que los niños son trasladados a  un servicio de urgencias. Alrededor del 80 por ciento de ellos, tras ser explorados, vuelven a su domicilio sin ningún tratamiento  o solo con un antitérmico.
En cuanto un niño tiene unas décimas de fiebre (37,5-38 grados centígrados) la actitud habitual de los padres es la de tratar de bajar esa temperatura a valores normales dando medicamentos de forma inmediata. En cambio, lo que tenemos
que hacer es observar la evolución de esa crisis importantes. Pero recuerda también  que, aunque tú no seas sanitario, dispones de algo muy importante que debes de tener siempre en cuenta: tu sentido común y tu instinto. ¡En qué pocas ocasiones cuando unos padres notan a su hijo realmente enfermo, este “diagnostico”  es erróneo!, aunque si esto le ocurre en :

● Si tiene la boca y los labios secos.
● Si sus ojos no tienen lágrimas y están  sin brillo, parecen como hundidos.
● Si tiene mucha sed.
● Si lleva muchas horas sin hacer pis.
● Si pierde bastante peso.
● Si está con una deshidratación importante (mirada extraviada, comportamiento

Artículo